Tiempo pasado, tiempo aprendido

Tiempo pasado, tiempo aprendido

Foto del avatar
Últimas entradas de Jose Cenizo Jiménez (ver todo)

Jesús Solano, Tiempo pasado, tiempo aprendido, Editorial Granda Club Selección, Granada, 2019

                        RECUPERAR EL TIEMPO APRENDIDO

                                   José Cenizo Jiménez

            Seguimos la trayectoria de Jesús Solano desde hace muchos años, un camino lleno de libros y actividades literarias en torno a la literatura y la música. Ha publicado una quincena de libros de poesía y prosa y es académico de la Academia de las Ciencias, Bellas Artes y Buenas Letras Granada Costa. Premio Humanidades Granada Costa 2017 entre otros galardones, Solano es una especie de hombre culto a lo renacentista, entregado al teatro, la poesía, la música, la divulgación, la construcción incluso de instrumentos musicales, algunos de su invención.

Una inquietud por el hombre y por las humanidades que se refleja en las 405 páginas de Tiempo pasado, tiempo aprendido, un título realmente logrado por su forma (la anáfora de tiempo, el paralelismo de los pentasílabos) y por su fondo, su mensaje vital: el tiempo pasado, la vida que ya huyó y que sólo existe en el recuerdo sirve como aprendizaje, como rememoración pedagógica.

Encontramos variedad de tonos y registros expresados en poemas, aforismos, relatos… Una sucesión de reflexiones, como un ensayo lírico y filosófico a la vez, donde vemos a un hombre que defiende que hay que aprender cada día y ser solidario. Entiende la cultura como un proceso de aprendizaje continuo y la convivencia social y la política siempre desde la conciencia democrática. Le salva la cultura de los vaivenes vitales y la guerra, la violencia y el odio le repugnan.

Muchos valores y mucho aprendizaje podemos entresacar. Así, trae a la memoria recuerdos del pasado como los viejos oficios y costumbres ya obsoletas en torno a los pregones, los entierros y velatorios, etc. El flamenco le atrae como en parte de su producción (tiene libros de coplas flamencas propias), dedicando homenajes a Pastora Pavón o Melchor de Marchena, así como a grandes aficionados como el paradeño Antonio Bascón Torres con motivo de su fallecimiento. Veamos cómo describe, en prosa poética, el flamenco y su atractivo (p. 77):

“El cante flamenco es un acto de refugio al servicio del espíritu, de nuestra memoria andaluza, del calor que desprenden los cuerpos y dejan oír su eco a través de las sombras en calma”.

Este libro de Solano parece haberse construido como necesidad, como ajuste de cuentas con todo lo vivido, lo positivo y lo negativo, las malas lenguas y la belleza, con la única intención, al final, como dice el propio autor, de dormir en paz, “la única medicina que sana las dolencias de las conciencias”. Bienvenido este libro hecho con amor y reflexión, con lo mejor que una persona da cuando la vida es ya el escaso tiempo que nos queda.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x