Sonia Chocrón

Sonia Chocrón

Carlos J. Rascón

Sonia Chocrón, Poeta, narradora. Guionista. Publicada por editoriales como Alfaguara, Bruguera, Monteávila Editores.

En 1988 participa en el Taller “El argumento de ficción” de Gabriel García Márquez en la Escuela de Cine de San Antonio de los Baños, Cuba. De allí, viaja a México invitada por el premio Nobel para fundar su “Escritorio Cinematográfico Gabriel García Márquez ”.

 Ha publicado poesía: Bruxa (2019), Mary Poppins y otros poemas (2015), Poesía Re-unida (2010), La buena hora (2002), Púrpura (1998), Toledana (1992), Finalista del Premio Fundarte de Poesía, 1991, y Primer finalista del Premio Internacional de Poesía José Antonio Pérez Bonalde, 1996; novela:La dama oscura (2014), Sábanas negras (2013), Las mujeres de Houdini (2012), seleccionada por la crítica como una de las 5 mejores novelas venezolanas de ese año; cuento: La virgen del baño turco y otros cuentos falaces (2008), Falsas apariencias (2004).  Toledana/Bruxa, Kalathos Ediciones Madrid (España) 2019. Reseñada y traducida en publicaciones de América y Europa.

 

PURÍSIMA

Sonia Chocrón
Sonia Chocrón. Fotografía de Manuel Sarda

(Kashrut)

 

Dore la cebolla,  avive el sueño

prepare la cena de su hombre hambriento

supure la sangre y remoje la carne

en el agua que limpia la impureza

de los cuerpos  rancios y sus moscas

agregue dos flores y sírvase entera

desnuda y sudada

esa cama blanca inocua

toda es sal

 

 

CRUCIFIXIÓN

 

El gesto del ala

del ave cercenada    recuerda al viento innumerable

desplazado sin clemencia

el sonido sordo e intuitivo de su estampa

al vuelo cortando el aire

las gráciles plumas que al cuerpo abandonaron

de pasión

el abrazo virulento del vacío

el frío olor de la distancia

 

 

De “La Buena Hora”,  Monteávila Editores

 

 

SIETE EN PUNTO

 

Siete caballitos van por la vereda

ay si yo pudiera si yo pudiera

Siete riachuelos ganaron la vera

ay si yo pudiera si yo pudiera

Siete nubes vagas aguaron sus penas

ay si yo pudiera si yo pudiera

Siete flores rojas vaciaron sus venas

ay si yo pudiera si yo pudiera

 

 

De “Púrpura”, La Liebre Libre Editores

 

 

AMOR

 

Pero ¿Cómo es posible que lo seas todo

al mismo tiempo:

agua,

sed

y un cuenco vacío?

 

 

KINTSUGI

 

Es compasiva la técnica del kintsugi

Así se esmeran los japoneses

en remendar las heridas

de lo bello

La serenidad que habita lo inmaculado

carece de la gracia y la misericordia

de la restitución

Sin embargo, lo sabemos

no hay belleza en todas las fracturas

ni enmienda irrefutable para todo dolor

Las olas también se rompen

Y no tienen remedio

 

De “El Ansia inacabable”. Inédito

 

Image by RENE RAUSCHENBERGER from Pixabay

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x