Sesi García

Sesi García

Carlos J. Rascón

Sesi García, seudónimo de Sergio García García (San Sebastián de los Reyes, Madrid, 1992), es doctor en Estudios Hispánicos por la Universidad Autónoma de Madrid, donde ha trabajado como contratado predoctoral. Actualmente, es investigador posdoctoral en el Instituto de Investigaciones Filológicas de la Universidad Nacional Autónoma de México. Ha publicado poemas en varias antologías y revistas —algunos de ellos, además, han sido traducidos al polaco—, y es autor de los poemarios Tabaco de liar (Canalla Ediciones, 2012), Otro perfume de hablar (Eirene Editorial, 2014), ¿Quién me compra este misterio? (La Isla de Siltolá, 2017), El octavo día de la semana (Baile del Sol, 2018), Rubayat del DYC (Ojos de Sol, 2020) y Geometría y compasión (Premio «Álvaro de Tarfe» de Poesía, Ápeiron Ediciones, 2020). Asimismo, es autor del ensayo Mezclando memoria y deseo: la poesía de Manuel Vázquez Montalbán (1963-2003) (XX Premio Internacional Gerardo Diego de Investigación Literaria, Pre-Textos, 2020).

 

NO ESTÁ EL PROBLEMA EN LA TENACIDAD

correspondiente a un futuro antiguo,

Sesi García
Sesi García

en cómo conseguir sacarlo, o
expresarlo, con la verdad que exigen
sus aires de ruptura y de sorpresa,
sino en la mano torpe y desconfiada,
en la boca baldía que no dice,
solo habla. ¿Cómo volverá la fuente
a manar agua viva si no tiene
musgo, si son aún jóvenes sus piedras
sin huellas de humedad ni sed callada
reposando sus restos en la acera?
Cuántos días aguardan su canción,
la piel definitiva
para ser hecho y no esperanza.

[de ¿Quién me compra este misterio?, 2017]

HABÉIS VOSOTROS CATADO EL AMOR
como yo mismo he catado mi vida.

Alguien encuentra la causa en los parques,
parkings de Periferia, aquel efecto
que emociona, el de la botella verde,
el del último beso
detrás del escenario. El deseo siempre.

Aquí antes pudo haber una gran fiesta.

Con este ritmo de vida nos vamos
a morir antes de ver abdicar
al nuevo rey

me comenta un amigo

muy cerca del comercio de paraguas,
y mi madre me dice

búscate, hijo

mío, a una gran mujer.

Lucía el pelo negro la otra noche.

[de El octavo día de la semana, 2018]

POSTAL IMAGINADA DE SICILIA

Caminos de colores calurosos,
y tapias y olivares con montañas y templos
al fondo, y desplomadas las faldas del volcán
vistas desde un paseo vespertino,
y el mar que se sosiega en Siracusa,
las carreteras quemadas, las pérdidas posibles,
comercios de azulejos, las páginas foráneas
y dulces disfrutados delante de portales,
nosotros y las pizzas, los gatos peregrinos
de la luz y la sombra, los manteles
lentos —así lo imaginamos—
y el reposo tan necesario entre una época y otra
en el imaginario prístino de Cefalú.

[Inédito, 2020]

Espacio liminal el de tu nuca
donde me pierdo cuando aspiro
al hallazgo, al encuentro
con este pasaporte renovado
que me enseña, encima de una pátina
de cansado sudor, que el hogar de uno
se mueve, porque es un cuerpo.
Y es también en un punto, en un espacio
concreto que se vuelve inevitable
cuando se mezclan mar y tierra,
Oriente y Occidente, y yo no entiendo nada
pero lo entiendo todo.

Con una simple entrega basta;

con solo una tesela se descubre
un imperio, y no existe más llegada
que seguir y quedarse sosegado
tras un centro que se prolonga siempre,
ahí, donde todo vive, tan dichoso.

[de Geometría y compasión, 2020]

Image by Albrecht Fietz from Pixabay

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x