SABER ESTUDIAR

SABER ESTUDIAR

Jose Manuel Lopez Garcia
Últimas entradas de Jose Manuel Lopez Garcia (ver todo)

SABER ESTUDIAR

Las técnicas de estudio aplicables en la enseñanza secundaria no son tan complicadas, ya que se pueden aplicar procedimientos sencillos que dan buenos resultados. El aprendizaje no es tan difícil. Es preciso que los adolescentes usen formas de estudiar efectivas. Hay muchas, pero una que es especialmente útil, a mi juicio, es el denominado método Feymann. Este gran físico teórico que impartía sus clases en la universidad y que recibió el Premio Nobel de Física en el año 1964, destacó también como un gran profesor universitario. Desarrolló una técnica para potenciar el rendimiento en el estudio que consta de varios pasos. El primero es buscar un buen título al tema a estudiar. El segundo paso consiste en desarrollar aspectos del tema o contenido a aprender escribiendo cuestiones del propio tema o relacionados directamente con el mismo, de tal manera que el propio estudiante lo entienda perfectamente. A continuación, procurar explicarlo con las propias palabras en voz alta, como si se impartiera una clase a otros. En el tercer paso se completa la información que falta en la exposición oral realizada y se amplía. Por último, en el cuarto paso es necesario que los alumnos vuelvan a escribir el tema, con un lenguaje sencillo, con las propias palabras. De esta forma, se podría explicar el tema para que incluso un niño pequeño o cualquier persona lo entendiera.

Está claro que mientras no se comprenda perfectamente lo que se lee, una parte de los estudiantes de secundaria no sabrán estudiar. Porque muchos estudian de memoria y no saben explicar lo que memorizan, porque lo retienen mecánicamente y eso no sirve de nada.  La comprensión lectora es clave y para conseguirla es preciso que los adolescentes tengan el hábito de leer y que consulten las palabras que no entienden en el diccionario o pregunten a sus profesores.

Además, en el estudio es esencial dedicar el tiempo suficiente, en función de la dificultad de cada tema o materia para cada estudiante.  Es preciso entender las ideas principales y secundarias, saber subrayar lo más importante a retener y elaborar resúmenes, esquemas y mapas conceptuales. También es imprescindible el repaso, para evitar el olvido de una parte mayor o menor de lo aprendido. Todo depende de la profundidad del reaprendizaje y también   de lo introducido en la memoria a largo plazo, de una manera ordenada y clara.

El hábito de estudio también es clave para los estudiantes de secundaria. También es cierto que algunos adolescentes son de altas capacidades, pero son una minoría. Como regla general, los alumnos deben esforzarse en llevar su proceso de estudio al día de lunes a jueves o viernes.

De esta forma, se evitan los atracones de estudio los dos o tres días antes de cada examen, cosa que suele ser lo más frecuente, en la mayoría de los estudiantes. Esto produce resultados en los exámenes que no son los deseados, en muchas ocasiones. En bastantes casos se estudia el día antes de cada examen, lo que suele llevar al desastre, por falta del tiempo necesario para entender, asimilar, organizar y relacionar correctamente los contenidos.

El tiempo de estudio es crucial, en función de la base de conocimientos que tenga cada adolescente en cada asignatura, deberá estudiar más o menos tiempo los contenidos para cada examen. La capacidad de saber escribir bien también se aprende y requiere atención, esfuerzo y dedicación, no se aprende de la noche a la mañana, de una forma mágica. El tomar apuntes o la mejor forma de saber hacerlo es también decisivo para facilitar el estudio y el rendimiento académico. No hace falta apuntar todo lo que explican los docentes, pero sí lo esencial. De esta manera, se refuerza la retención casi automáticamente al escribir. Cuantos más sentidos intervienen en el aprendizaje, tanto mejor. Otra técnica que da buen resultado es grabar en audio de buena calidad los temas y escucharlos varias veces. Se retiene un 10% de lo que se lee, un 20% de lo que se escucha, un 30 % de lo que se ve, un 50% de lo que vemos y oímos, un 70% de lo que decimos y un 90% de lo que hacemos. Es lo que dice el cono de Edgar Dale que fue un pedagogo estadounidense.

Como se puede comprender, existen múltiples factores que intervienen en el proceso de estudiar en secundaria. El estudio constante y continuado es muy importante en los estudiantes adolescentes. Tienen que aprender que hay que  ir a por todas en cada examen y no esperar siempre segundas oportunidades, ya que la vida o la realidad no funciona así. El presente y el futuro de todos está determinado por la cultura del esfuerzo que es lo opuesto a la dejadez, el abandono y la falta de voluntad.

Image by Daniela Dimitrova from Pixabay

SABER ESTUDIAR

0 0 votes
Article Rating
Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor comenta.x
()
x