NOVELA DE AJEDREZ DE STEFAN ZWEIG

NOVELA DE AJEDREZ DE STEFAN ZWEIG

NOVELA DE AJEDREZ DE STEFAN ZWEIG

(LA EMANCIPACIÓN DEL SIMPLISMO)

Autor: Francisco José García Carbonell

            Una partida de ajedrez  es una obra envuelta bajo el manto de todo el cruel drama que envolvió al escritor austriaco al final de su vida.

 Esta obra, publicada de modo póstumo, no sólo ofrece una lectura sobre esa tensión existente entre el bien y el mal que ha acompañado generación tras generación, sean los conceptos que acompañen a estas dos palabras, es también el testamento de un escritor huido a Brasil por culpa del nazismo y que siente esa desesperación psicológica, tan de su admirado Dostoyevski, por el trágico sufrimiento del ser humano ante una barbarie que surge una y otra vez, que adviene momentos de oscuridad.

Stefan Sweig es el apóstol de la “moral pacífica”, y es a través de esta novela como se  evidencia una lucha frustrante entre la reputación dañada del humanismo por parte de esos populismos  que de siempre han sermoneado sobre los enemigos que atentan contra nuestras imaginarias identidades. Es la partida entre lo oscuro y la claridad, entre las fichas blancas frente a las negras en el ajedrez, que nos vemos llamados siempre a romper todo contrato de convivencia para coger las armas en busca del enemigo perdido.

            Esta novela es aún más trágica por lo nefasto del suicidio de Stefan Sweig  que aconteció poco después. Vista con retrospectiva descubrimos como esa crítica clara contra el nazismo, la tortura y exilio, algo, esto último, a lo que se vio forzado el propio escritor, va mucho más allá de estas penalidades. El asunto principal que trata, a mi modo de entender, es el de la propia libertad que ronda en la mente y que puede trascender los barrotes materiales e ideológicos  que se nos imponen.  El señor B, el protagonista principal, es como un Fray Luis de León, uno de los poetas y teologos  más importantes del segundo renacimiento español, el cual tras los barrotes de su prisión dejaba volar su mente en libertad hacia los bosques cercanos, en el caso de nuestro personaje, este ensayaba numerosas partidas de ajedrez en su cabeza  mientras permanecía, dentro del calabozo en el que se encontraba, en la más absoluta soledad.

El ejemplo que veo yo en este argumento,  está  en saber como enfrentar a nuestros miedos, sobre todo el miedo a los demás, mediante el mayor acto de insumisión que se puede organizar ante el oprobio de esos absolutismos ideológicos que atenazan esos mismos miedos en nosotros, y que no es otro que la de prepararnos para conseguir emancipar nuestra mente de cualquier discurso totalizador, todo a través del ansia que toda persona  humana siente por ser libre y la capacidad de esta por abstraerse en el pensamiento.

Con lo dicho,  no es que podamos conseguir librarnos de todas esas eventualidades catastróficas  que surgen en la historia, pero sí al menos nos hará optar por una mayor variedad de jugadas frente a los simplismos que nos impide ver más allá.

 

NOVELA DE AJEDREZ DE STEFAN ZWEIG

0 0 votes
Article Rating
Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor comenta.x
()
x