Los que leían a Harry Potter ya son adultos/as

Los que leían a Harry Potter ya son adultos/as

Jesus Millan Munoz
Últimas entradas de Jesus Millan Munoz (ver todo)

Los que leían a Harry Potter ya son adultos/as

Las generaciones pasan, los que bebieron de las mares de Harry Potter y El Señor de los Anillos ya son adultos, incluso, padres, madres, abuelos y abuelas…

Harry Potter un producto de la segunda mitad del siglo veinte, el Señor de los Anillos una consecuencia del autor en los campos de la muerte de la primera guerra mundial. Ante estas dos obras, que se han convertido en películas y en todo tipo de envasados culturales, se ha tenido una aptitud o actitud displicente, para la gran crítica literaria y universitaria por lo general, no han sido suficientemente valoradas, desde otras dimensiones se ha valorado, que millones de niños e infantes han entrado en la lectura masiva al leer-releer-sentir-soñar-pensar con estas obras. Diríamos que ha sido para ellos el Quijote o la Beatriz de la Divina Comedia o la Búsqueda del tiempo perdido...

Aquí nos topamos con una idea-concepto-prejuicio de que determinados libros literarios realizados con técnicas narrativas, en las cuales, el niño o niña, de distintas edades puede ser el objeto de su interés. Se piensa o prepiensa que no tiene suficiente valor. Pero yo les recuerdo cuantos relatos-narraciones-cuentos-novelas, denominadas infantiles, en su época, se han convertido en libros de adultos. Pasan los tiempos, las épocas cambian y, por tanto las percepciones sobre la interpretación de la realidad, y, el valor simbólico y conceptual y metasimbólico de la lengua y el lenguaje: Los Viajes de Robinson, Alicia en el País de las Maravillas, los Cuentos de Andersen… y, una larga lista. Por lo cual, nadie puede negar, que narrativas juveniles e infantiles, nadie lo sabe, nadie lo puede saber, se conviertan en libros clásicos, no solo para la juventud o la edad infantil, sino incluso para adultos. Y, estas dos novelas, pienso que son candidatas a este potencial fenómeno.

Julio María Sanguinetti, publicó un artículo titulado: Aún guarda la esperanza…, en El Nuevo Diario de Managua, de Nicaragua, el día 23 de febrero del 2022 en el que nos cuenta algunas de sus interpretaciones sobre estas dos obras, y, sobre diríamos las interpretaciones de la alta crítica universitaria y del sector cultural de la literatura, a nivel mundial. No podemos negar, que estas dos obras, fueron publicándose y haciéndose in fieri, como se suele indicar de la ciencia, se va haciendo generación tras generación, lo mismo sucedió, que los distintos libros que conforman estas dos obras, fueron haciéndose-cosechándose en el transcurso del tiempo de sus autores.

Es más, toda obra literaria, que es aceptada por una parte de público, pasan las décadas, y el colectivo de lectores, van haciendo-rehaciendo las obras, van cosechando nuevos conceptos-símbolos-ideas-relatos, en definitiva, se va escribiendo con letras de oro y sangre y sudor y recuerdos en su propio corazón. Ahora, estas dos obras, ya en personas adultas, por la razón antes indicada, están en la memoria colectiva de los adultos, y, en el caso del Señor de los Anillos de muy adultos…

El mundo literario, artístico en general, está formado por dos dimensiones-horizontes-perspectivas-ópticas, por un lado el de los autores, por otro lado, del resto de la población que analiza-critica-consume-disfruta con ese producto. Si unos libros como estos, que tuvieron mucha aceptación, diríamos, popular, después, viene la crítica universitaria, y, empieza a situar pegas, errores sintácticos, elocutivos, poéticos, semánticos, de teoría literaria, de estética y, de otras mil razones…

Y, dentro de este grupo, están, debo indicarlo, otros escritores/as que les hubiese gustado escribir ese libro, tener ese éxito, tener esa fama, dividendos, notoriedad y estar situado en el mundo de la cultura. Porque la mayoría, debemos indicarlo, muchos los llamados, pocos los escogidos, como diría el lenguaje bíblico. La mayoría de escritores, saben, a determinada edad, que posiblemente, sus productos culturales, serán ediciones mínimas, seguirán durmiendo como los osos en las cavernas de sus ordenadores o cajones. De alguna manera, en mayor o menor cuantía, sienten envidia, que una desconocida, fuese capaz de inventar Harry Potter, que un catedrático de universidad de filología medieval, fuese capaz de parir una novela o macronovela. Ambos, expresaron con palabras mundos, micromundos y macromundos… que rozan-besan-acarician los corazones y los cuerpos y las almas de los hombres, por eso tuvieron éxito, y, supongo que con el tiempo, cuándo pasen algunas generaciones, serán tomados como obras clásicas, a la misma altura que Alicia en el País de las Maravillas o que los Cuentos de Grimm, o, que Moby Dick

Muchas veces, el instinto de los niños/jóvenes, sin tantos estudios estéticos y literarios y estilísticos sobre el arte o artes o literatura, tienen una capacidad más profunda y esencial, de percibir la realidad, de interpretar la realidad con la literatura, de entender el corazón del ser mismo, el corazón-carne-alma de ellos mismos. Y, por eso, esas narrativas se convierten, en enormes éxitos de ventas, pero posiblemente, obras que atravesarán los siglos. Y, cada siglo, será leída, percibiendo nuevos aspectos, como Quijotes-Sanchos, al principio, solo tomados como risa y sorna y sarcasmo y locura, ahora, el “principio de la novela moderna”, que es lo mismo, que indicar, que el principio de la interpretación del nuevo hombre, que lleva con nosotros cinco siglos…

http://filosliterarte.blogspot.com.es      © jmm caminero (22-26 octubre 2022 cr).

Fin artículo 3.247º: “Los que leían a Harry Potter ya son adultos/as”.

Image by Bishnu Sarangi from Pixabay

Puede que te hayas perdido

 

0 0 votes
Article Rating
Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor comenta.x
()
x