Lavapiés, cualquier día.

Lavapiés, cualquier día.

Carlos J. Rascón

Lavapiés, cualquier día.

 

Camino entre telares hinchados de color

pulmones respirando tigres, caribúes, leones.

La mujer recoge su prole como un camello

con la joroba invertida…

…aprenderás a mamar del mar…

…la raíz siempre se esconde:

habrás de buscarla…

“niño, habrás de traspasar la piel”

“tendrás que hacer de la dermis algo blando”…

“mis ropas es donde se esconden los nutrientes”

 

El bastón del padre cruzó el océano

para ayudar a parir un barrio de colores

provenientes del negro.

 

La idea, señor, es aguantarlo hasta sus últimas

consecuencias, almacenar latitudes

antes que nos expulsen al gueto.

 

(les entrarán y les obligarán a vivir en el

borde

en la costra dura de la ciudad

donde las fachadas son grises

y los peces perdieron su plata

en el roce con la corriente)

 

¿qué quedará de Lavapiés luego

de la diáspora, qué colores,

qué parsimonias,

qué telas los vestirán?

 

…peces sin plata serán todos ellos…

 

Camina despacio, niño,

impón los colores

de tu negritud.

 

Lame, lame, el pecho de tu madre,

búscalo,

el pecho de tu madre,

pequeño caribú.

 

 

Gerardo Fernández Bustos

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x