LAS ANTIGUAS ORDENANZAS MUNICIPALES DE LA LOCALIDAD DE PARADAS (1622)

LAS ANTIGUAS ORDENANZAS MUNICIPALES DE LA LOCALIDAD DE PARADAS (1622)

Jose Cenizo Jiménez
Últimas entradas de Jose Cenizo Jiménez (ver todo)

JOAQUÍN RAMÓN PÉREZ BUZÓN, LAS ANTIGUAS ORDENANZAS MUNICIPALES DE LA LOCALIDAD DE PARADAS (1622), SEVILLA, DIPUTACIÓN DE SEVILLA / AYUNTAMIENTO DE PARADAS, 2023

INTERÉS POR LO LOCAL COMO EJEMPLO DE LO COLECTIVO

(Y UN TAL MESI POR MEDIO)

                               Por José Cenizo Jiménez

            Los que estudiamos alguna parcela de la historia humana vemos que para el estudio de lo general, de lo universal, de lo colectivo es necesario prestar atención a lo concreto, a lo particular, a lo local. De esta manera se urden los hechos de los humanos, que no son sino una mezcla de lo grande y lo pequeño, de la gran historia y de la intrahistoria. De esta forma, se percibe que lo cercano forma parte de un colectivo modo de vivir, de una forma social de comunidad entretejida de esas pequeñas historias que además se repiten en otros lugares y contextualizan lo grandilocuente, lo grandioso. Nos dan, en fin, una huella pequeña pero no insignificante, sino significante de la actividad humana.

Joaquín Ramón Pérez Buzón, profesor jubilado de Historia de Enseñanza Secundaria, natural de Paradas (Sevilla), su pueblo y el nuestro, así lo entiende. Por ello ha escrito ya cuatro libros, además de artículos y ponencias, sobre la historia de Paradas. Los libros son Historia de Paradas: fundación y concesión del Privilegio de Villazgo (1992), Paradas en 1605. Contexto histórico de la Fundación de la Hermandad de Jesús Nazareno (2005), Orígenes y consolidación del poblamiento de la villa de Paradas (2010), subtitulado Conmemoración de los 550 años de su fundación, donde aborda diferentes aspectos referentes a los orígenes del poblamiento (escrituras de venta, arrendamientos…), la fundación y el fundador de la villa (centrándose en la Carta de Fundación) y la consolidación del poblamiento con un  enfoque serio, profundo, deteniéndose en los detalles sociológicos, históricos, políticos o económicos que dibujen con precisión el surgimiento y desarrollo de un  poblamiento que se convierte en pueblo con los años. Se aprende mucho de la vida cotidiana de los siglos pasados: oficios, documentos, animales, objetos, etc. Está escrito este libro con exactitud, amenidad, bien documentado, muy bien escrito en definitiva, como decíamos en su momento en una reseña en Papel literario de Diario Málaga-Costa del Sol. Lo mismo podemos aplicarlo a su nueva obra, Las antiguas ordenanzas municipales de la localidad de Paradas(1622), ordenanzas cuyo cuarto centenario se cumplió en 2022. Es un arduo trabajo de investigación y de transcripción de las mismas. Varios capítulos se dedican al comentario y acercamiento divulgativo al contenido y significación de las actas y al final se reproduce su redacción. Tanto una parte como la otra resultan amenas, pues hay momentos en que nos podemos hallar con hechos curiosos, ordenanzas llamativas, incluso casi fragmentos novelescos. Las expresiones de la época son otro aliciente. Por desgracia, muchas cosas nos resultarán familiares, como la corrupción política, aún una de las lacras de la sociedad y de la democracia (no digamos de las dictaduras) o el monopolio local de varias familias (¿les suena?). Como los había, aparecen referencias a esclavos (no se abolió la esclavitud en España hasta finales del siglo XIX, recuerden), otra lacra de la humanidad. Para los futboleros, sepan que se cita a un tal Mesi, que nuestro historiador comenta con la debida precaución sin asegurar que sea ascendiente lejano del famoso jugador argentino, pero ahí queda este jornalero paradeño, Francisco Mesi, de 36 años. Un buen repaso se da también a las profesiones, algunas ya en desuso o desaparecidas y centradas básicamente en las labores agrícolas. Y la rabia acude al recordar lo poco con que se pagaba a los jornaleros, a veces apenas unos mendrugos de pan y un poco de vino (ya lo dice el refrán castellano: “Con pan y vino se hace el camino”). Con el tiempo, por fortuna hemos logrado añadirle mucho más. Esto es el siglo XVII, pero los siguientes no fueron mucho mejores.

Paradas es paradigma, como otros pueblos cercanos que se citan, de lo que se cocía en la economía y la sociedad de esa etapa tan lejana, necesaria siempre de análisis y recuerdo. Somos lo que fuimos, y, como se suele decir, hay que conocer la historia para no repetirla. Enhorabuena al profesor Pérez Buzón, investigador y escritor, por esta entrega ilusionada a la historia y por la calidad de su investigación.

 

JOAQUÍN RAMÓN PÉREZ BUZÓN, LAS ANTIGUAS ORDENANZAS MUNICIPALES DE LA LOCALIDAD DE PARADAS (1622), SEVILLA, DIPUTACIÓN DE SEVILLA / AYUNTAMIENTO DE PARADAS, 2023

 

0 0 votes
Article Rating
Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor comenta.x
()
x