La leyenda de las guerreras Jurakani

La leyenda de las guerreras Jurakani

Maria Loreto Sutil Jimenez
Últimas entradas de Maria Loreto Sutil Jimenez (ver todo)

El dinero es una nueva forma de esclavitud, que sólo se distingue de la antigua por el hecho de que es impersonal, de que no existe una relación humana entre amo y esclavo. León Tolstoi

LA LEYENDA DE LA GUERRERAS JURAKANI, De AURORA CARMONA MÜLLER

La leyenda de las guerreras Jurakani es cuento, ciencia ficción… aunque la tribu de los taínos existió realmente y la autora se ha documentado bien sobre esta tribu, y sobre todos los datos que utiliza en esta novela. Por esto y por la trama, es un libro válido tanto para jóvenes como para adultos. No obstante, aunque es ficción, sirve perfectamente para reflexionar sobre asuntos trascendentales; por tanto, ánimo al lector a que bucee en la profundidad de los mensajes que la autora ha querido poner de manifiesto.

En la novela encontramos unas maneras propias del género masculino reflejadas en la mujer. Nos muestra el mundo al revés. Es decir, lo que habitualmente hace el hombre lo adjudica a la mujer y lo que hace la mujer al hombre.

Quiere que nos pongamos en el lugar del otro, también que cambiemos los roles establecidos y fomentar de esta manera la empatía y poder comprender los comportamientos de los demás y los nuestros propios. Así, nos hace reflexionar.

Los hombres iban a saquear la isla (solo de mujeres) y a quedarse con todo su oro, sus riquezas y hacerlas sus prisioneras… pero se encontraron con unas muchachas que habían cambiado el pensamiento: “Los hombres no sirven nada más que para ser esclavos”.

Es malo tanto cuando el hombre es un cacique como cuando lo es la mujer.

—¡Me hacen lavar la ropa! —, se lamenta el capitán del barco.

Sin embargo, parece que cuando este rol lo asume la chica es diferente… porque la cultura cala en nosotros como una lluvia fina y aún no ha cambiado. ¡Tal vez nadie tenía que lavar la ropa de nadie, ni hacerle la comida a otro… no tenemos por qué ser esclavos de los demás… todos teníamos que ser autosuficientes!

El libro no es feminista, porque el feminismo quiere la igualdad, la paz, quiere ayudar al desfavorecido. Aquí hay una jerarquía matriarcal y tanto si el poder es masculino como femenino es igual de cruel y discriminatorio, manipulador, malvado…

El lenguaje no es lineal, va haciendo remolinos como el agua que tropieza con hermosas piedras del río. Se entretiene mucho la escritora en la descripción de la belleza del paisaje y de sus mujeres. Por otro lado, el libro hace visible en sus personajes la defensa a ultranza de su hábitat… viviendo en armonía con la naturaleza y el respeto por los animales que allí conviven, todos mezclados. Todo eso se amasa con las miserias humanas y retrata grandes verdades y grandes utopías.

Sería muy recomendable que el lector busque en internet datos del libro para documentarse mejor y ampliar conocimientos.

También sería hermoso acompañar la lectura con música clásica que evoque la exuberancia de las hermosas tierras a las que alude, ejemplo: Delibes Lakme, Duo de las flores…

Aún no han llevado la novela al celuloide.

Desnuda soy, desnuda digo: soñadora.

Mª Loreto Sutil Jiménez

 

 

0 0 votes
Article Rating
Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor comenta.x
()
x