La Desolación Mecánica

La Desolación Mecánica

Foto del avatar
Últimas entradas de Antonio Costa Gómez (ver todo)

La Desolación Mecánica

    Somos nosotros los que hemos levantado esta civilización y ahora nos eliminamos a nosotros mismos. No creo que en ningún rincón del cosmos se esconda una especie viva tan masoquista. Que se dice inteligente pero se elimina a sí misma.

     ¿Por qué queremos máquinas para todo?  Queremos sustituir todo lo vivo e imaginativo e imprevisible por lo mecánico y programado. Queremos sustituir el latido por el crujir de metales. Cambiamos los seres vivos por las máquinas sin alma. Y creemos que no hay más que máquinas.

     ¿Por qué queremos programas toda la vida? ¿Por qué programarlo todo? Decirle a una máquina que nos corte el pelo a las ocho y a las cuatro. Decirle que nos ponga naranjas los sábados y los primeros de mes. ¿Y si no queremos ningún programa de esos, ningún algoritmo? ¿Y si queremos simplemente estar vivos?

Portada hombres y engranajes
Hombres y engranajes

    ¿Por qué preferimos la frialdad y la deshumanización?  ¿Realmente alguien prefiere que al otro lado del teléfono le hable una máquina (opción 1, opción 2) y no una persona?  ¿Qué le sirva el plato una máquina y no una persona? ¿Qué lo tomen por un número en una masa y no por una persona? ¿No se hartará la gente al final de todo este insulto?

    ¿ Quien prefiere tratar con máquinas? Tal vez quien es él mismo una máquina, quien funciona de manera mecánica. Quien tiene mecanizada y automatizada toda su vida. Quien sabe lo que va a hacer cada lunes de todos los años.

     ¿Quien prefiere tener un robot y no una persona? Tal vez quien no es él mismo una persona. Quien no tiene ideas propias o no tiene ideas en absoluto. Quien acepta todo lo que han programado otros y no tiene nada espontáneo que oponer a ello. Así se aceptan todas las dictaduras. Así se renuncia a todas las libertades y a todos los respetos. La gente se somete porque tiene miedo a la libertad. Porque le sobra la libertad. Porque en el fondo hay muy pocas personas. Domina la naranja mecánica, dominan las pastillas del mundo feliz. Domina la desolación mecánica.

     ¿Cuales son las ventajas y para quién? Incluso si eres un multimillonario forrado y estás por encima de todo, y para ti no hay mecanización que valga ¿prefieres tener delante de ti a robots sin vida y no a personas?  Pero subyace la idea de que la vida no existe, de que todo es mecánico, de que nosotros mismos somos máquinas muy complejas. Y entonces dejamos de ser humanos.

    Me alucina que le llamen progreso a eso. A hacernos la vida más vacía e incómoda día tras día. A arrinconarnos cada vez más en un mundo inhumano. ¿Eso es un progreso para quién? ¿Para mí que no puedo pedirle un bocadillo a un camarero y tengo que aprender un código para pedírselo a un robot, y luego esperar a ver si funciona?

      Si eso se llama progreso cualquier palabra significa cualquier cosa. Hacemos con el lenguaje lo que nos da la gana. Desde la edulcoración y falsificación del lenguaje políticamente correcto se puede esperar cualquier cosa.

       Y si las máquinas lo hacen todo, el trabajo y el ocio, ¿qué vamos a hacer nosotros?

¿En qué vamos a emplear nuestro tiempo? ¿En qué va a consistir nuestra vida? ¿En estar todo el día en el sofá porque una máquina me hace todo, incluso me rasca la nariz? ¿En quedarme sin piernas porque ya no uso las piernas para nada?

     Decididamente sobramos. Los seres humanos sobramos en este mundo. Y eso lo han decidido unos tipos (en Silicon Valley o donde sea) que supuestamente eran humanos. Pero me han dicho que ellos no quieren ese mundo para sus niños, que no los atiborran de máquinas y les dan papel y lápiz para expresarse. Entonces es que nos desprecian a todos los demás. ¿Pero realmente creen que se van a quedar preservados de todo esto en su isla?

       No conozco ninguna especie viva que se suicide en masa de este modo. Nunca ha habido ningún ser sobre la tierra (ni creo que en ningún otro planeta) que haya hecho nada semejante. Y que encima diga con todo el papanatismo que el suicidarse es un progreso. Más máquinas, más máquinas, fuera las personas, el progreso consiste solamente en acumular máquinas. Hasta que ya no haya sitio para otra cosa.  Y sesudos comentaristas escriben artículos ponderados, poniendo la barbilla entre los dedos, no quieren que los tomen por alarmistas. Se quedarán con la cabeza en la barbilla aunque se les quemen los calzoncillos con toda la casa.

      Es el fanatismo absoluto, es la religión de la técnica por encima de todo, pase lo que pase. Ninguna religión llegó tan lejos. Ni aquellos tres mil que se suicidaron juntos en Brasil.

ANTONIO COSTA GÓMEZ, ESCRITOR

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x