JUAN RAMÓN CARO, CARÍSSIMO, 2023

JUAN RAMÓN CARO, CARÍSSIMO, 2023

Jose Cenizo Jiménez
Últimas entradas de Jose Cenizo Jiménez (ver todo)

JUAN RAMÓN CARO, CARÍSSIMO, 2023

DE LA BELLEZA CON NOMBRE

            José Cenizo Jiménez

El guitarrista flamenco solista y de acompañamiento Juan Ramón Caro (Barcelona, 1972), de excelente trayectoria profesional, ha sacado nuevo disco, Caríssimo, donde de forma relevante une la guitarra con algunas voces del cante y recoge la tradición sin renunciar a aportaciones personales. Un disco que ha merecido estar entre los diez mejores de 2023 según el criterio de los colaboradores del portal Expoflamenco, el más leído del mundo y del que nos honramos de formar parte. Esto a pesar de haber salido el disco en diciembre, con poco tiempo para un recorrido mayor.

Las palabras del libreto, a cargo de Alfredo Barrera Cuevas -profesor, Doctor en Matemáticas, gran aficionado-, nos apuntan con inmejorable profundidad y calidad literaria, a veces como prosa poética, las características de la obra, primero con una introducción y a continuación con un estudio de los palos de uno en uno. Escribe en la primera: “La obra Caríssimo nos brinda una forma personal de renacimiento, en toda su amplitud, desde lo puramente musical, a través de escalas, modos, afinaciones y equivalencias, hasta una especie de metáfora ecléctica que se refleja en la mitología, la nomenclatura científica propia de la biología, el apego al lugar o el estado de ánimo”.

El disco contiene diez temas: rumba, tientos, sevillanas, bulería por soleá, bulerías, minera, bulerías de nuevo, alegrías, tangos y tonás. Un número redondo para entregas también redondas por su categoría estética, tanto en el ámbito de la guitarra como en el del cante, ofrecido este en varios temas por artistas como Miguel Poveda, Antonia Contreras y su propio padre, el cantaor Juan Manuel Caro, o el mismo Juan Ramón Caro, que también canta y no lo hace mal. Antonia Contreras lo acompaña en los tientos, la soleá por bulerías, las alegrías y los tangos; Miguel Poveda en la minera titulada con intención “La Unión 1993”, en recuerdo de cuando ganó todos los premios en ese Concurso con la guitarra de Caro; el padre en la toná final, titulada “Corazón de fragua”, junto a una especie de orfeón flamenco de varios colaboradores más, un remate, para Alfredo Barrera, “que ha sido embellecido con un coro polifónico para dotar de acompañamiento y cierta cadencia al cante ad libitum por antonomasia”.

Los títulos son sugerentes, como “El vuelo de Ícaro” (rumba), “Diosa del mar” (bulería por soleá), “Madera de luz” (bulería) o la citada “Corazón de fragua”. Ha buscado un sesgo simbólico, un contenido tras la propia música. Las letras son, por un lado, tradicionales, y, por otro, vemos aportaciones de Bécquer -muy bien adaptado por tientos con la voz de Antonia Contreras, con una hermosa introducción original en la primera letra y su empaque habitual en todo-. La originalidad y personalidad propias del trabajo asoma por varios frentes: el indicado de las connotaciones de los títulos; acabar un disco de guitarra con un tema por tonás, sin guitarra; y, sobre todo, las diversas aportaciones personales que recorren los temas del disco, dentro de un marco de riqueza de técnicas

-rasgueados, trémolos, contrapuntos, picados…- realizadas con precisión y efecto melódico y capacidad expresiva. Así, marca de la casa parecen ser esos intermedios, sosiegos, silencios a veces, dentro de una composición, como la rumba, frenética. También destacamos la valentía y magisterio al combinar tonalidades diversas, como en la sevillana “A mi modo”, original como se deduce del mismo título; o el empuje más rápido, más festivo de lo habitual en la bulería por soleá “Diosa del mar”, acompañado del cante bravo y sólido a la vez que delicado de Antonia Contreras; la introducción, un monólogo guitarrístico con trémolos penetrantes, en la bulería “Madera de luz”, muy matizada, bellísima con un cierre rotundo; la minera de Poveda, que suena distinta; de nuevo en la bulería dedicada a Álora, pueblo malagueño donde vive , con aires jerezanos, juega magníficamente con esos sosiegos, trémolos intimistas para volver con fuerza al ritmo arrebatado.

Así, cada tema es una muestra de conocimiento y de sensibilidad, de creatividad. De belleza, una belleza nombrable y con nombre, perceptible en la música, en el cante y sus letras, en los títulos mismos de los temas, en la portada -de Juan José Postigo- tan bien ideada.

Fotos: Archivo de Juan Ramón Caro y de Alfredo Barrrera Cuevas.

JUAN RAMÓN CARO, CARÍSSIMO, 2023

0 0 votes
Article Rating
Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor comenta.x
()
x