JOSÉ ANTONIO SÁEZ, LA MEMORIA EN LLAMAS

JOSÉ ANTONIO SÁEZ, LA MEMORIA EN LLAMAS

Foto del avatar
Últimas entradas de Jose Cenizo Jiménez (ver todo)

JOSÉ ANTONIO SÁEZ, LA MEMORIA EN LLAMAS, POESÍA REUNIDA 2010-2020, ALHULIA, SALOBREÑA (GRANADA), 2022

                        GRAN POESÍA QUE ENCANTA Y SOSIEGA

JOSÉ CENIZO JIMÉNEZ

            José Antonio Sáez (Albox -Almería-, 1957), es profesor jubilado, crítico literario y autor como poeta y ensayista de un buen número de libros. Su última entrega es La memoria en llamas, recopilación de su poesía escrita entre 2010 y 2020. Una década prodigiosa, podríamos decir, a tenor de la calidad para nosotros elevada y madura que encontraremos en las más de trescientas páginas de poesía que, como decimos en el título de nuestra reseña, encanta y sosiega. Reseña que costará que esté a la altura en el comentario de tan lograda obra.

Encanta en el doble sentido: encanta, gusta mucho, convence, llega, y encanta porque te sumerge en sus versos y te lleva a un mundo poético, un terreno sentimental y de imágenes que continuamente te subyuga, te seduce, te embriaga con ese acercamiento a la esencia de la vida y del amor extraordinariamente acendrado en lo expresivo y sugerente y cálido, apasionado y vital, espiritual y a la vez tan cerca de lo humano y concreto.

Se trata de un conjunto de cuatro espléndidos libros: En gran silencio, Luminaria, Unción, Arroyo de las torcaces, cada uno con sus capítulos correspondientes con títulos tan sugerentes como “Voces en armonía”, “Tuyo es el fuego”, “La memoria en llamas” (que da nombre al poemario), “Signos de bendición”, “Germen de la aurora”, “Alondras en reclamo”, etc. Y los títulos de los poemas no son menos: “Génesis del silencio”, “Ocaso del vencido”, “Canto del dejado”, “Meditación de invierno”, “Concierto de los pájaros”, “Limonero nevado” , “Cenizas del olvido”, etc.

Se apoya conscientemente -lo refleja no sólo su estilo sino también las citas- en autores de la tradición más fecunda de nuestra literatura como Jorge Manrique, Góngora, San Juan de la Cruz, Antonio Machado o Lorca, si bien básica y constantemente el autor de Cántico espiritual, así como en referentes de la literatura universal como La BibliaCantar de los Cantares…- o Petrarca.

Usa un lenguaje pulido, clásico, depurado, rítmicamente cumplido (endecasílabos, alejandrinos…), y con la ayuda de imágenes y símbolos de la poesía mística y universal (noche, luz, aves, flores…) al par que el manejo sabio de otros recursos literarios (paradoja, oxímoron, encabalgamiento, bimembración, paralelismo, aliteración…) y una espléndida muestra de adjetivación construye una revisión o actualización de la mística. Un ejemplo entre los muchos que podríamos traer es este fragmento inicial del poema “Claros del bosque (p. 181)”:

Ese lugar oculto donde sólo tú moras,

ese claro del bosque que tú a mí me procuras

y a que la luz se asoma, apenas la percibo,

es el lugar secreto en que cumplimos cita.

Entré yo en la espesura desprovisto y desnudo,

tan sólo resguardado por la luz delicada

con que tú me recibes, cuando ocultas tu rostro.

Ya está dicho al principio (no pudimos esperar): nos ha gustado mucho este

poemario, que releeremos, por tanto, a lo largo de los años venideros que nos queden por vivir. Siempre es necesaria belleza como la de libros de poesía así para ayudarnos, como dijo alguien, a seguir viviendo. Gracias, pues, a José Antonio Sáez por tanta belleza estimulante, consoladora, encantadora, por una obra destinada a perdurar. O así lo esperamos.

JOSÉ ANTONIO SÁEZ, LA MEMORIA EN LLAMAS

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x