JONDO GRANAÍNO JONDO

JONDO GRANAÍNO JONDO

Jose Cenizo Jiménez
Últimas entradas de Jose Cenizo Jiménez (ver todo)

JONDO GRANAÍNO JONDO

(“Granaíno jondo”, recital de Pedro El Granaíno, Ciclo Jueves Flamencos Cajasol, Sevilla, 30-11-2023)

            José Cenizo Jiménez

            No hace tantos años que entró Pedro el Granaíno en la primera fila del cante flamenco actual. Fue una suerte para el flamenco. Los aficionados encontramos en él un eco singular, de una jondura que transmite. También, muy importante, a un cantaor que conoce bien los cantes que hace, que sabe rodearse de buenos compañeros (especialmente el guitarrista Patrocinio hijo), que es artista porque sabe estar en el escenario, hablando poco y sin dejar de sonreír entre cante y cante, embelesado con el toque de su compañero, el arte de sus acompañantes.

Granaíno            Todas esas cualidades quedaron patentes, una vez más, pues es un cantaor al que seguimos, en su recital titulado explícitamente “Granaíno jondo”, pues jondo y tradicional es, sin que ello impida recoger aportaciones más personales de nombres como Camarón o Morente, dos de sus más claros referentes. Incluso nos trajo una sorpresa, algo no muy usual en un recital de cante: los metales -trompeta- de Orly Carrodeaguas, un cubano espléndido que dio la nota, en el mejor sentido, con varias intervenciones que nada estorbaron al cante y que nos resultaron gratas y bellas, como en los “tangos de la Estrella” de Morente. Para alarde, sin embargo, el de Patrocinio Hijo, habitual del cantaor, una pareja artística ya brillante, pues el guitarrista se adapta a la perfección a éste y el resultado es una técnica precisa unida a una emocionante pulsación. Miguel Heredia y Luis dorado a las palmas y coros y la percusión de Javier Silva completan este cuadro digno de admiración.

            En una hora y pico desgranó una serie de cantes de su repertorio, siempre con el metal de su voz inconfundible ya, rajada, intensa, acostumbrada a la entrega total del cantaor. Algo rebajada porque el otoño no perdona, pero sabiamente dosificada con empeño y ahondamiento. Inició con la soleá para seguir con tangos, seguiriya, granaína (que remató con rondeña y el fandango de Manuel Torre “Amapola de un trigal…”), fandangos, vidalita y cierre con el “Réquiem” que grabó junto a otros para el disco “Memoria de los sentidos” de Vicente Amigo, una pieza melódicamente seductora, bien timbrada. Y todo con letras básicamente tradicionales (“Engarzá en otro y marfil…”, “Eran los días señalaítos…”, “Reniego yo…”, “Nunca a mi ley falté…”, etc.) amén de las citadas. Echamos de menos los tientos que nos parecen encantadores, es decir, bellos y que encantan, te seducen, que tienen pellizco, los de la versión del poema lorquiano “La leyenda del tiempo” al modo de Morente: “Nadie puede abrir semillas / en el corazón del sueño…”, una joya musical para nosotros, ya en nuestro baúl de interpretaciones sublimes. Otra vez será.

            Quizá lo mejor de la noche fueron las seguiriyas, con referentes supremos como el “Reniego” de Tomás Pavón, pero todo fue muy apreciable y nos quedamos con ganas de algún cante más, pero, ya se sabe, lo bueno, si breve…

“Será Sevilla, será Triana, Santiago, Cádiz o Graná. Será mi sueño, por siempre tuyo, será la tierra seca y mojá. Será el flamenco el que con más fuerza te eche de menos y te llore”, se despedía de un público entregado. Heredia Reyes, Giraldillo del Cante de la Bienal de 2020, Pedro el Granaíno ya es Pedro I el Grande, Jondo Universal. Empezó tarde a ser conocido, pero ha llegado para quedarse. Hacen falta cantaores de esta estirpe, de esta entrega.

Fotos, siempre magníficas, de Remedios Malvárez.

 

JONDO GRANAÍNO JONDO

0 0 votes
Article Rating
Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor comenta.x
()
x