Gafas y pajarita

Gafas y pajarita

Francisco Velez Nieto
Últimas entradas de Francisco Velez Nieto (ver todo)

Por Francisco Vélez Nieto

Es toda una delicia la contemplación de este paseo con Pessoa, con gafas y pajarita por las calles de Lisboa que nos ofrece Nórdica Libros en su Narrativa ilustrada, cuando se cumple el 80 aniversario de la muerte del poeta y le recordamos con Pessoa, libros y pajarita. Es Todo fragancia y terpessoa_450x686nura, un pequeño y original regalo nada caro, pues si contamos los euros como si fueran la suma de los dedos de nuestras dos manos sobra algún que otro dedo.

Es una obrita que nos cuenta su vida en armoniosa y fluida prosa intercalada por curiosos y dibujos de este enorme creador de distintas personalidades que fue Fernando Pessoa. Se palpa que ha sido elaborada con estilo y fragancia, gesto y gracia brindando al lector ese placer, de “verlo caminar por La Baixa, paso resuelto, airoso, diríase marcial bajo la gabardina, como una estatua premonitoria de sí mismo. Vestía traje oscuro, sombrero, gafas y pajarita, mal anudada, lacia como un pájaro muerto sobre el cuello de la camisa de un blanco nuclear, y un bigotito isósceles, ralo y rojizo, que parecía teñido de azafrán, como si se le hubiera oxidado lentamente y precisara de una mano de minio”.

Jesús Marchamalo (Madrid, 1960, es el autor de darle vida a su figura. Escritor y periodista, ha desarrollado gran parte de su carrera en Radio Nacional de España y Televisión Española y ha obtenido los premios Ícaro, Montecarlo y Nacional de Periodismo Miguel Delibes. Es autor de más de una decena de libros, entre ellos, La tienda de palabras, 39 escritores y medio, Tocar los libros, Las bibliotecas perdidas y Donde se guardan los libros.pessoa

Antonio Santos  (Huesca, 1955). Ilustrador, escritor, escultor, pintor… estudió Bellas Artes en la Universidad de Barcelona. Ha realizado más de sesenta exposiciones individuales. Su obra ha sido distinguida con el Premio Daniel Gil al Mejor Libro Infantil 2003 y el segundo Premio Nacional de ilustración 2004.

Ya les repito que para los amantes del libro, es la joyita apreciada que da en la tecla como regalo al amigo sin mirar las edades, es ese detalle de distinción que seguro agradará a la vez que arranca una sonrisa. Pues a quien le puede achicar este pequeño homenaje a un poeta que cantó de esta manera la Madre Naturaleza:

Fernando Pessoa

El guardador de rebaños

Desde la ventana más alta de mi casa,
con un pañuelo blanco digo adiós
a mis versos, que viajan hacia la humanidad.
Y no estoy alegre ni triste.
Ése es el destino de los versos.

Los escribí y debo enseñárselos a todos
porque no puedo hacer lo contrario,
como la flor no puede esconder el color,
ni el río ocultar que corre,
ni el árbol ocultar que da frutos.

He aquí que ya van lejos, como si fuesen en la diligencia,
y yo siento pena sin querer,
igual que un dolor en el cuerpo.

¿Quién sabe quién los leerá?
¿Quién sabe a qué manos irán?

Flor, me cogió el destino para los ojos.
Árbol, me arrancaron los frutos para las bocas.
Río, el destino de mi agua era no quedarse en mí.
Me resigno y me siento casi alegre,
casi tan alegre como quien se cansa de estar triste.

¡Idos, idos de mí!
Pasa el árbol y se queda disperso por la Naturaleza.
Se marchita la flor y su polvo dura siempre.
Corre el río y entra en el mar y su agua es siempre la
que fue suya.

Paso y me quedo, como el Universo.

0 0 votes
Article Rating
Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor comenta.x
()
x