Entrevista a María Pérez Herrero: Por la Publicación de la Novela Ni Locas Ni Tontas

Entrevista a María Pérez Herrero: Por la Publicación de la Novela Ni Locas Ni Tontas

Entrevista a María Pérez Herrero Por la Publicación de la Novela Ni Locas Ni Tontas

 

A.P- ¿Puede contarnos con brevedad la trama argumental de su novela Ni Locas ni Tontas, que ha publicado en Espasa?

Entrevista a María Pérez Herrero
Entrevista a María Pérez Herrero

Es un hecho histórico, la fundación del Lyceum Club en Madrid, en 1926 en plena dictadura de Primo de Rivera, un Club formado exclusivamente por mujeres y para mujeres con un carácter abierto de expansión y formación de la mujer que pedía el voto y cambios en el código civil. Lo acompaña una trama de ficción -de un periodista y una joven idealista- para trazar su trayectoria hasta 1936 cuando se cerró.

 

A.P- María de Maeztu, pedagoga, humanista y promotora cultural, presidió el Lyceum Club Femenino, y dirigió La Residencia Internacional de Señoritas. Fueron definidas como una “microcomunidad de conocimiento femenino”. ¿Cuál fue la importancia real, cultural e histórica del Lyceum en España?

Fue la primera vez que en España se unía un grupo de mujeres con el claro objetivo de potenciar “la mujer”, de incluirla en la sociedad, en las leyes, en la cultura. María de Maeztu había viajado por Europa y conoció el Lyceum de Berlin y Londres, y a través de la Residencia de señoritas que fundó en 1915 y con sus contactos del International Institute for Girls americano, tenía muy claro cuál era la deriva que debía tener la nueva mujer española. “Algo más que un centro de recreo” decía ella. Fue un desafío importantísimo a la sociedad española de ese momento.

 

A.P- Este club fue apolítico y aconfesional. ¿Sufrió por ello repulsa o ataques?

Apolítico y aconfesional, así eran los estatutos internacionales. Es de comprender que aquí en España esto se orquestó como un ataque al modelo más patriarcal y conservador que existía: ¿Una reunión de señoras alejadas del padre espiritual? ¡Impensable!. Recibió todas las repulsas de la iglesia incluso del sector más clásico que pensaba que la mujer debía quedarse en casa… “los hijos de estas señoras son muy desgraciados” escribía la prensa del momento. Muchas socias se dieron de baja, desgraciadamente.

 

A.P- ¿Qué figuras de mujeres relevantes se vincularon a él?

FOTO MUJERES LEYENDO RESIDENCIA DE SEÑORITAS MADRID.jpg
Mujeres leyendo, residencia de señoritas madrid

Se vincularon las mujeres ya instruidas por su condición de clase acomodada que habían viajado, que sabían idiomas, cuyos maridos formaban parte de la “intelectualidad del momento”. Incluso las llamaban despectivamente “las maridas”. Vivían en unos círculos abiertos de conocimiento, escritoras, traductoras, poetas… Esto a mi modo de ver es muy importante, ellas “necesitaban” algo más, fueron y crearon el primer avance feminista en España, fueron Carmen Baroja, María Lejárraga, Zenobia Camprubí, Victoria Kent, María de Maeztu, Ernestina Champurcin… y muchas más.

A.P- Clara Campoamor defendió como diputada el voto femenino sin fisuras. En su magnífico libro: “Mi pecado mortal. El voto femenino y yo” explica con razones su aspiración: “Un mínimo deseo de claridad, de lógica en las conductas, y de posibilidades para una España futura, que destruyeran los efectos lamentables de esa hipocresía del hombre español, aconsejaban incorporar la mujer a los derechos y deberes de la vida pública, señalándole el camino de la libertad, que sólo se gana actuándola”. ¿Por qué tuvo tanta oposición el conseguirlo?

Es esencial situarnos en ese tiempo de 1930, el modelo patriarcal estaba firmemente arraigado y el analfabetismo en España era tremendo y más en la mujer. Las desigualdades sociales eran muy marcadas y por una parte estaba la clase política que quería manejar los votos -recordamos esa inestabilidad política del momento- y por otra parte Clara Campoamor defendiendo la ética humana, de que la mujer que es igual al hombre. La clase política pensaba que dar el voto a la mujer, que estaba subyugada a la opinión del hombre sería darle otro voto más al hombre y a las derechas… “votarán lo que quiera el confesor, o su marido” decían en lacortes. Además de esto, ahora sabemos que el patriarcado, la sumisión de la mujer al hombre era, – y todavía, a veces es- un asunto innato en la sociedad. Darle entidad “ética, política” a la mujer era abrir una compuerta peligrosa para todos esos varones que seguían creyéndose el centro de la sociedad.

 

A.P- Escribir una novela de ficción con un fondo real basada en una época tan convulsa y cargada de contradicciones ha debido suponer un esfuerzo extraordinario. ¿Cuánto tiempo le ha llevado crearla? ¿Ha provocado en usted satisfacciones y desencantos?

Han sido muchos años deliciosos de estudio y de lecturas de todo tipo, desde periódicos hasta biografías, revistas de la época, documentales, exposiciones, libros de historia, novelas…, cuando más leía más me gustaba, he tomado miles de notas que luego no he utilizado pero ese es el oficio de escritora, tener información de cien para luego escribir una línea. A veces todas las notas se entrecruzan, y como cerezas quedan anexas unas personas con otras, esa fue una parte difícil, sacar a la luz hechos ciertos, personas reales -¡la historia es intocable!- y  que no se emborrone todo mezclándolo con la historia de ficción.

 

A.P- ¿Cuándo una novela concluye muere una un poco?

Foto de María de Maeztu
Foto de María de Maeztu

Sí, es cierto, pero los personajes de ficción son casi como “hijos”, creo que les he insuflado “alma” así que pienso que estarán siempre vivos con cada nuevo lector.

A.P- ¿Qué expectativas tiene depositadas en la misma?

Este hecho histórico es muy importante para conocer el feminismo español, cómo fue evolucionando, cómo se pedía ese cambio en el código civil que impedía a la mujer obrar en su nombre, manejar su propio patrimonio, que no podía ser tutora legal… . Además la trama de ficción es ágil y muy enriquecedoras con imágenes muy reales de la época. Por eso mis expectativas son de mucha ilusión para que se lea. Ojalá lo lean las nuevas generaciones, en los colegios e institutos, que ayude a formar nueva ciudadanía conociendo más el pasado; es muy importante para crear futuro en igualdad.

 

A.P- ¿Cree que la juventud es permeable a estos acontecimientos de nuestra Historia y nuestro pasado?

No soy profesora, pero leo la actualidad. Creo que se están haciendo cosas importantes en muchos institutos y colegios, se está trabajando mucho esa nueva adolescencia de chicos que quiere “manejar” a las chicas a través de las redes sociales, que confunde el amor con la sumisión. Así pues, hablar del pasado en estos términos de esfuerzo y lucha de estas mujeres de 1926 podría ayudar a entender lo que hasta ahora se ha conseguido y lo que falta por hacer.

 

A.P- Es presidenta de la Asociación de Mujeres – entre guiones-.

yo y el libroSí, es una asociación fundada hace más de veinte años con ese objetivo de escribir, contar, difundir, crear, ayudarnos, relacionarnos pero siempre bajo estos parámetros de igualdad y contra la violencia hacia la mujer.

 

A.P- ¿Puede recomendarnos algunos libros que le hayan cautivado?

Estamos ahora en el centenario de la muerte de Emilia Pardo Bazán (1850-1921) y aunque parezca “antigua” tiene unos cuentos de lo más moderno, denunciando la violencia hacia la mujer. Por ejemplo El indulto que precisamente hemos adaptado Rosa Calvo  y yo para una lectura dramatizada que haremos en el Centro de Arte de Alcobendas el 25 de noviembre, día contra la violencia hacia la mujer.  Además ahora hay grandes escritoras españolas, de todos los géneros … y no hay en eso que llaman “literatura femenina”… que es un nuevo invento para minusvalorar el trabajo literario de una  mujer.

 

 

Entrevista a María Pérez Herrero Por la Publicación de la Novela Ni Locas Ni Tontas

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x