El Sargento Cádaver

El Sargento Cádaver

Carlos J. Rascón

 EL SARGENTO CÁDAVER de Rodrigo Martínez Puerta

Sinopsis: Un soldado sobrevive por casualidad a un salvaje bombardeo quedando solo y aislado en su trinchera. Desquiciado por la soledad, su locura le empujará a entablar una insana relación con el cadáver mutilado de su sargento. En él hallará el valor y la pericia para enfrentarse al enemigo, pero también una sinceridad cruel que le arrojará al mayor de sus miedos: ¿de verdad merece sobrevivir y volver a casa con los suyos? Una odisea psico-bélica que se sumerge en las tinieblas de la soledad atravesando la demencia, la culpa y las ansias de redención ante la muerte.

Desconocida rareza que mezcla género bélico y drama psicológico con un resultado más que notable.  Pese a su envoltorio en forma de aventura, la obra termina revelándose como una historia acerca de la soledad y la culpa, un examen de conciencia desde la locura cuya profundidad determinará el destino del protagonista. Aunque la acción se desarrolle fuera, la verdadera guerra transcurre dentro del individuo, el conflicto está más en la mente que en el campo de batalla. Pero que no piense el lector que se trata de una novela puramente introspectiva, alrededor de los personajes hay un enemigo acechante, un halo de fatalismo que olisquea el miedo. El ritmo entonces se vuelve trepidante y mezcla excelentemente con el espacio claustrofóbico en que transcurre la acción, conformando en ocasiones un lirismo insólito que acaba por hipnotizarnos.

El duelo entre los personajes es soberbio, su evolución acaba desmontando el arquetipo impuesto inicialmente y la variedad temática afronta con valentía las diversas aristas del alma humana. Brillantes diálogos, descripciones exhaustivas sin llegar a cansar y, sobre todo, una capacidad inagotable de mantener el interés constantemente. Su lectura, aunque resulta abrumadora al principio, va suavizándose —o esa sensación da— y tornándose más ágil, de modo que no sólo nos cala su contenido, sino que también nos termina atrapando su belleza formal.

A ratos cruda, a veces bella, en ocasiones emotiva, siempre profunda y en absoluto aburrida. Entretiene, emociona y hace reflexionar. Todo un descubrimiento.

 J.J. Rest

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x