El cantar de las caracolas, de Carmen Salas del  Rio

El cantar de las caracolas, de Carmen Salas del  Rio

Últimas entradas de Maria Angeles Lonardi (ver todo)

Reseña del libro “El cantar de las caracolas” de Carmen Salas del  Rio

Editorial Olé Libros Colección ITES. Marzo 2020

Por María Ángeles Lonardi

Almería, 28 de mayo 2020

La autora ha puesto en mis manos, generosamente, este libro de poemas y este gesto que me llena de satisfacción y agradecimiento a la vez, es también un compromiso y una responsabilidad añadida para mí, aunque cuando se trata de poesía de calidad, siempre es un placer enorme y hay que celebrarlo.

No van a encontrar en estas palabras un estudio crítico, sino más bien, una aproximación a la poética y a los poemas de la autora.

Después de varias lecturas, decidí esperar a que el libro se presentara, porque tenía la sensación de que estaba incompleto. Y sí, luego de su presentación virtual,  coincido con Luis Miguel San Martin cuando dijo que, para Carmen, “Son las rosas del mar” y este libro es un Canto al mar. Nos dice la autora: “El mar, la mar y sus reminiscencias/ embaucan mi razón”. Porque fue a primeros de septiembre de 2018, cuando en Aguamarga, en la playa de Almería, a la vista de unas caracolas, asaltaron a Carmen imágenes de su niñez y juventud, recuerdos con sus niños pequeños en la playa…y poco a poco se fue gestando y tomando forma este ramillete de poemas, hasta conformar este libro, como ella misma cuenta en el epilogo.

“Soy bondad si me invitas a escuchar los pájaros, soy toda bondad.” El libro es un imán de bondad como lo es Carmen Salas, como su mirada, que es espejo de su alma luminosa y plena de bondad.

Alicia Choín, dijo en la presentación que “Carmen Significa poemas- canción. Un libro puede ser una roca o un mundo por descubrir. Carmen sigue teniendo la infancia dentro. Se le ve en la expresión de su cara”. Indudablemente, coincido con que este libro es un mundo por descubrir y al mismo tiempo puedo aseverar que la autora, sigue teniendo dentro, la niña fresca y vital que fue.

Faustino Lobato, autor de las palabras finales apunta: “Este libro nos propone salir de los miedos que nos atrapan el corazón, reconstruye el mito del nacimiento de Venus y la vida se enrosca en las formas, en las curvas de las caracolas. El mar resulta el “embaucador” de la razón y rescata un anhelo, un deseo, el poema Quisiera ser sirena”:

Cada uno de los participantes en esta presentación aportó grandes granos de arena a esta playa enorme, al escenario donde la autora se familiariza con las caracolas y dueña de la sabiduría que te da el paso del tiempo, nos habla de ellas y su canto.

También quiero destacar el acierto de Jose Gilabert Ramos, autor del Prólogo, cuando dice: “Solamente lo que se hace piel en los sentidos puede permanecer inalterable: los sonidos, los olores, las texturas, los sabores, la luminosidad, lo que queda cuando se van difuminando los recuerdos. Ese fondo que permanece inalterable y lleno de verdad es el material con el que Carmen Salas del Rio ha elaborado su poemario El cantar de las caracolas.”

En este mundo en que vivimos de materialismo y carrera contrarreloj deshumanizada, hay personas que saben de la pausa, saben de buscar en el silencio, saben observar y mirar con otros ojos, escuchando al corazón, saben de detener el paso en el camino, en la orilla, saben de la brisa del mar, de los espejos que nos devuelven el otro lado de las cosas y de ahondar en nosotros mismos sin miedos, sin remilgos, sin mezquindades.

Y gracias a Dios, existen estas personas,  porque ¿qué sería del mundo sin poetas?… Carmen Salas intenta conmovernos con vibraciones estéticas. Ella capta el paisaje, nos embelesa con una imagen, regala las metáforas generosamente, en pinceladas gordas y nos las entrega para deleitarnos, abre las manos y suelta estos versos, como la arena que escapa entre los dedos…

Cada poema es una exhalación, un grito que no puede ser contenido y fluye…podemos decir que es una autora comprometida, poemas como Agresión y El agravio son muestras de ello. Sabe de lucha, de justicia social o de injusticia y lo plasma en el poema “Tus palabras” por ejemplo.

Carmen Salas del Rio

Es tremendamente intuitiva y logra transmitir sus más profundos sentimientos eligiendo cuidadosamente las palabras y la disposición de los versos en cada página.

El libro tiene un marcado tono intimista y reflexivo. Es un recorrido vital en el que los recuerdos, las vivencias, los sueños y las emociones se unen en un canto dulce, entre la sal, la arena, el agua, las nubes, el cielo y el viento marino. Un trayecto en el que la autora nos descubre los tesoros que ella bien conoce para compartirlos con el corazón. El mar, el sol, el susurrar de las caracolas y el paisaje de las costas andaluzas sirven como escenario.

Muy dentro albergabas / el perfume fugaz de sus palabras / el manantial de sus risas / y la brisa eterna de su mensaje / acariciando siempre tus oídos. / Sacia tu sed de vida y experiencias / anida la esperanza en tus entrañas. / Indaga en tu colección de palabras / y espárcelas al viento / que viajen lejos / al albur de otras mentes, / se manchen de otras tierras / por otros ríos y mares mojadas / secadas al calor / de otros soles”.

Bajo el título Haikus desde la orilla, Salas del Río nos ofrece una colección de instantáneas que retratan la belleza de lo sutil y lo invisible, de emociones condensadas.

La nostalgia aparece y la memoria, aferrándose a los recuerdos. Y utiliza las caracolas como una metáfora del devenir de la vida con sus idas y venidas, con sus recovecos.

Mantiene con el lector la actitud comunicativa, aun a costa del dolor.

En el poema Ven, la autora nos invita  a esa complicidad: “Ven, corramos juntos hasta alcanzar/ las olas, hasta la orilla/ donde muere su vida/ y comienza la nuestra.

Enroscados/ en las curvas/ de las caracolas.”

El mar se vuelve canto y cantan las caracolas y nos dicen belleza al oído. Escuchemos su cantar hipnótico que nos transporta a una bella playa tranquila, paraíso terrenal que alivia y eleva, que nos lleva y nos trae como el suave vaivén de las olas….

El universo poético de esta autora está poblado de metáforas que van componiendo un lenguaje particular y que nos invita a escuchar en silencio, a escuchar las caracolas.

Carmen Salas, nos pone frente al mar, este mar que desborda estas páginas y que nos moja, que nos trae caracolas, caracolas que cantan y llegan hasta lo más profundo, confirmando que lo más esplendoroso de un hombre, o de una mujer como es en este caso, es aquello que no se ve a simple vista, aquello que perdura más allá del tiempo, aquello que permanece dentro, como el cantar de las caracolas cuando las acercamos al oído. “A veces las caracolas marinas/lloran canciones/anhelan desatarse de lo injusto/ quieren seguir siendo como ahora son/ con su canto perenne por los siglos”.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x