El cáñamo, un material arqueológico incomprendido que podría salvar a la humanidad

El cáñamo, un material arqueológico incomprendido que podría salvar a la humanidad

El cáñamo, un material arqueológico incomprendido que podría salvar a la humanidad

Por Roberto Vilchis

¿Qué pasaría si con el objeto de salvar el Planeta y frenar el efecto invernadero se prohibieran todos los combustibles fósiles y sus derivados, así como la tala de árboles para la fabricación de papel? En este caso, sólo quedaría una sola fuente natural renovable con capacidad para suministrar la mayor parte del papel, la tela y los alimentos que consumimos; una única fuente de estas características que podría adaptarse a las necesidades domésticas, de transporte y de energía industrial que se imponen en nuestro mundo, además de posibilitar al mismo tiempo una disminución en los niveles de contaminación, la regeneración del sustrato terrestre y un saneamiento integral de la atmósfera. Un recurso natural que sería, ni más ni menos, la misma fuente natural universal de todos los tiempos: el cáñamo, «Cannabis» o, en otras palabras: la marihuana.

Jack Herer. [1]

La arqueología tradicionalmente ha enfocado sus estudios a los restos materiales del pasado, siendo este campo temporal su parcela predilecta de estudio, pero yo me pregunto: ¿Si la arqueología estudia los restos materiales, por qué no empezar con los objetos que nos rodean en la vida cotidiana? Pienso que la arqueología debe cambiar su enfoque disciplinario y fusionarse con otras ciencias sociales creando una nueva ciencia social interdisciplinaria [2] comprometida con su realidad social actual, que ayude a crear un sistema histórico nuevo donde se respete la diversidad humana y la naturaleza.

Desde mediados del siglo XIX el ser humano ha destruido el Planeta a pasos agigantados. Los grandes bosques y selvas han sido talados a  niveles alarmantes, el abuso en el consumo de derivados del petróleo ha contaminado los ríos y ha debilitado la capa de ozono provocando el calentamiento global. Se han planteado muchas alternativas pero las transnacionales no ven más que ganancias en los recursos naturales. Sin embargo, desde mediados de los años 90, después de una enorme campaña de demonización y prohibición, resurgió del olvido una planta que ha acompañado a la humanidad desde tiempos inmemorables. Una planta que produce cuatro veces más papel por hectárea que la madera de cualquier árbol, que sanea el suelo y no lo agota, que nos brinda desde textiles, detergentes, alimentos, medicinas, casas y partes de automóvil, además de ofrecernos deleite, placer y relajación. Hablo nada más y nada menos que de la marihuana. [3]

En este artículo, primero daremos un rápido vistazo a la historia del cáñamo, su introducción en América, principalmente en la ‘Nueva España’ y a continuación hablaremos de sus usos, aplicaciones y los procesos de extracción de fibras.

Breve historia del cáñamo

El nombre científico del cáñamo es cannabis sativa, de la cual se derivan dos subespecies, la cannabis indica cannabis rudelaris (Zimmer: 1997). Se cree que naturalmente esta planta proviene de Asia aunque también se encuentra en estado natural en África.

El cáñamo es una de las plantas más antiguas usadas por el ser humano. El cultivo de cáñamo más antiguo conocido está fechado hace 12.000 años en China. En la mitología hindú, Shiva le entrego a los hombres el cáñamo para que obtuvieran alimento, vestido, deleite y deseos sexuales potenciados (Schultes: 2000). Éste llego rápidamente a Europa, donde también aparece en la mitología nórdica como ofrenda a la diosa Freya. Los restos más antiguos encontrados en Europa fueron hallaron en Eisenberg, Alemania y corresponden a vasijas con restos de semillas de cáñamo, fechado hacia el 5500 a.C.. También cerca de Baviera, en una tumba de la edad del bronce, encontraron una pipa la cual contenía restos de cáñamo (Broekers: 2002). Desde entonces el cáñamo se ha usado en el viejo continente como medicina, para textiles y alimentos. La historia de la humanidad está ligada a la historia del cáñamo; éste se encuentra presente en la mitología, el arte y la economía. Los lienzos de los artistas del renacimiento eran de cáñamo, al igual que los aceites de sus pinturas o los cabos de las carabelas con las que llego Cristóbal Colón a América. En el siglo XVIII, Mercandier escribió: “No existe para el hombre una planta más útil que el cáñamo, es incluso más productiva que el trigo” (Broekers: 2002).

Durante siglos, el uso del cáñamo y sus derivados se extendieron por todo el mundo, gracias en parte a los soldados de Napoleón, quienes importaron su uso desde África. Los artistas de esta época fumaban hashis [4] y opio para inspirarse. En todo el mundo se fumaba y se usaba el cáñamo sin problemas. Por ejemplo, en el México de los años 20 se podía comprar marihuana en las calles y fumar un buen cigarro de marihuana en una cómoda hamaca de hilo de cáñamo. No fue hasta mediados de los años 30 cuando en Estados Unidos Harry Aslinger crea el “Federal Bureau of Narcotics”, predecesor de la actual D.E.A. “Drug Enforsement Agency”. De ahí surgió una campaña de prohibición que ha durado hasta nuestros días. Cabe preguntarse: ¿por qué una planta tan útil para la humanidad y usada desde tiempos remotos es prohibida y casi erradicada? La respuesta es muy simple. Los encargados principales de promocionar esta prohibición eran los dueños de consorcios petroleros y de explotación forestal, los cuales miraban con malos ojos al cáñamo. Una vez estuvo fuera del mercado pudieron crear grandes monopolios que casi llevan a la destrucción del planeta [5].

Hoy en día el uso del cáñamo esta regresando en países como Holanda, Alemania, España, Canadá y Australia. En estos países se trabaja en nuevas leyes que permitan desarrollar una industria ecológica del cáñamo. En Alemania, por ejemplo, la empresa BMW utiliza partes de cáñamo para el relleno de los asientos de sus automóviles. En diversas partes del mundo el cáñamo esta regresando para quedarse (Broekers: 2002).

El cáñamo en el nuevo mundo

Se cree que los primeros conquistadores portaron a América semillas de cáñamo, sin embargo, no fue hasta el siglo XVII que se comenzó a desarrollar una industria como tal. El encargado de esta empresa fue José de Gálvez y Gallardo, I marqués de Sonora, quien implantó el cultivo del cáñamo en Luissiana (EEUU), Venezuela y México (Serra: 1974). El cultivo fue introducido porque España compraba lino y cáñamo a otros países y era necesario desarrollar una infraestructura agropecuaria que produjera la cantidad de cáñamo requerida.

Es así como el cáñamo entró a México a través de cultivos en los estados de Sinaloa, Sonora y Michoacán. [6] La empresa de José de Gálvez no duró mucho y fracasó. Para finales del siglo XVII la Nueva España ya no producía cáñamo. No se sabe cuando comenzó el cultivo de cáñamo en las colonias inglesas de América, pero sí sabemos que Washington, Franklin y Jefferson impulsaron el cultivo de cáñamo. La Constitución de EEUU fue escrita y firmada sobre papel de cáñamo (Broekers: 2002).

Derivados del cáñamo

De la planta del cáñamo se pueden obtener productos de todas sus partes. Del tallo se obtienen textiles y celulosa para hacer papel, de las hojas se puede hacer composta y aprovechar la biomasa como combustible, de las flores se obtienen esencias y aceites… Las semillas son de las mas nutritivas de la naturaleza, de ellas se obtiene pastas harinas y aceite. Un solo puñado de semillas de cáñamo dota a un ser humano adulto de los aceites esenciales y las proteínas que requiere diariamente (Broekers: 2002),  (Zimmer: 1997).

A continuación explicaremos los diferentes usos del cáñamo más detalladamente.

A) Uso alimenticio

La parte alimenticia de la planta es principalmente la semilla, de la cual se obtienen harinas y aceites comestibles ricos en aminoácidos, que solo se encuentran en la leche materna (Zimmer: 1997). Las semillas también se consumen peladas o con cáscara constituyendo un rico y energético manjar.

B) Uso textil e industrial, procesos de extracción

Las fibras del cáñamo son de las más resistentes de la naturaleza. Por ejemplo, los primeros pantalones Levi’s están hechos de cáñamo. En el símbolo de Levi’s se aprecian dos caballos tratando de romper un pantalón y no lo logran. El primer prototipo de automóvil que desarrolló Henry Ford estaba hecho de cáñamo (Broekers: 2002). Estas fibras tienen un alto equilibrio térmico siendo muy resistentes al frio y al calor. El cáñamo absorbe dos veces más agua que los textiles de algodón… en fin, es una fibra sin igual. Como ya se mencionó, la producción de textiles de cáñamo fue muy común desde la antigüedad hasta mediados del siglo XX. Hoy en día algunos países, principalmente en Europa y en China, obtienen buenos resultados de la producción de cáñamo. Los procesos modernos se realizan con máquinas industriales, pero en la antigüedad se hacía manualmente. Esto lo atestiguan gravados chinos y medievales.

Para obtener fibras del cáñamo es necesario plantar con un espacio suficiente entre planta y planta para que crezcan los tallos, ya que el cáñamo cuando crece se corta y se deja secar aproximadamente dos días. Posteriormente se moja para que las fibras se separen y sea mas fácil el desfibrado. Éste consiste en separar los filamentos del tallo para, a continuación, hilarlos y enrollarlos en carretes.

C) Uso medicinal, lúdico y terapéutico

Para estos usos se utilizan las flores del cáñamo ya que ahí se encuentra la sustancia activa. Esta sustancia es una grasa no saturada llamada Tetrahidrocanabinol delta 9, la cual es la que produce los efectos psicoativos en el ser humano. El uso medicinal y lúdico se encuentra desde los orígenes de la China imperial donde el cáñamo era usado para dolores de cabeza y más aplicaciones. En la India, los sadhus fuman marihuana para lograr una meditación plena y encontrar a Shiva, (Broekers: 2002). Hoy en día el uso del cáñamo más difundido es el uso lúdico, el cual está prohibido en casi todo el mundo. Investigaciones actuales demuestran que esta sustancia tiene fines medicinales y terapéuticos (Zimmer: 1997), así como ayuda a los enfermos de sida, a los que padecen migraña o epilepsia, y puede prevenir embolias cerebrales y ayuda a curar el estrés.

Conclusiones

Los seres humanos debemos de crear alternativas para salvar nuestro Planeta de la destrucción que produce la industria a nivel global. Es necesario generar conciencia sobre los usos del cáñamo y su amplia gama de aplicaciones.

Bibliografía

  • 2003 Aguirre, Rojas, Carlos A. “Emmanuel Wallerstein, critica del sistema-mundo Capitalista» Ediciones  Era. México.
  • 2003  Preston, Brian. “Planeta Marihuana» Trad. Daniel Mendoza, Barcelona España.   Biblioteca Central, UNAM.
  • 2002   Broeckersm, Mathias. “Hanf, Hemp, Chambre, Cáñamo” Trad. Katharina kaemmerer.   Ed. Cáñamo. Barcelona,  España. Biblioteca Central. U.N.A.M.
  • 2000   Schultes, Evans, Richard y Albert Hoffman. “Las plantas de los dioses: La fuerza Mágica de las planta Trad. Alberto Blanco. F.C.E. Biblioteca Central U.N.A.M.
  • 1997   Zimmer, Lynn. Jhon P. Morgan.  “Marihuana myths, marihuana facts, a review of the scientific evidence” Lindesmith Center. New York, E.U.A.
  • 1992   Escohotado, Antonio  “Aprendiendo de las drogas. Usos y Abusos, prejuicios y desafíos” Segunda ed., Ed. Anagrama Barcelona.  1995, Barcelona, España.
  • 1974   Serrera, Contreras, Ramon.  “Cultivo y manufactura de lino y cáñamo en La Nueva España (1777 – 1800)”Primera ed. Escuela de estudios Hispano-Americanos de Sevilla. Sevilla, España. Biblioteca Central. U.N.A.M.
  • 1969   Baudrillard, Jean. “El sistema de los objetos” Décimo octava edición en español. Siglo XXI editores.   México 2004.
  • 1968   Braudel, Fernand. “La historia y las ciencias sociales” Ed. Alianza. Madrid España.

Bibliografía Web sites:


[1] “El emperador está desnudo” www.Jackhere.com.

[2] No quiero derramar mucha tinta en estos planteamientos puesto que solo son la justificación del tema; para más información ver: (Aguirre:2003), (Baudrillard:1969), (Braudel:1968)

[3] El término “marihuana” es usado vulgarmente para referirse a la parte del cáñamo que es usado para fumarse, en este trabajo emplearemos el termino cáñamo abarcando a esta planta en todas sus variedades y usos.

[4] El hashis es la resina que se obtiene a partir del polen de la planta hembra.

[5] “Con Marihuana se podría salvar el mundo” www.solocannabis.com

[6] No es casualidad que México sea uno de los países  que mas marihuana exporta anualmente y tampoco es casualidad que en estos estados de la república mexicana es donde más marihuana se siembre.

Artículo escrito por Roberto Vilchis Silva originalmente publicado en el portal Ark Magazine protegido por una licencia CC BY-NC-SA 4.0

El cáñamo, un material arqueológico incomprendido que podría salvar a la humanidad

www.salyroca.es

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x