El año de las decepciones

El año de las decepciones

Foto del avatar
Últimas entradas de Jose Cenizo Jiménez (ver todo)

Mercedes Marín del Valle, El año de las decepciones, Almería

 Círculo Rojo, 2020

 Una Vida de Decepciones

 José Cenizo Jiménez

            Mercedes Marín del Valle, profesora de Secundaria nacida en Mérida (Badajoz) y residente en Almería, publica su primera novela con un título atractivo, El año de las decepciones. Así de golpe casi podemos tener la tentación de pensar que, como profecía, pues el libro se publicó antes del confinamiento de marzo, se refiere a lo que nos espera, un año, o dos, de decepciones, de miedo, de incertidumbre, de conflictos sociales y políticos.

            El año de las decepciones se vertebra, como dice en el prólogo Aurora Galiana Espinosa, en la novela epistolar del siglo XXI, a modo de correos electrónicos y mensajes no muy largos. Se divide en partes diferenciadas: breve introducción, primera parte, intermedio, segunda parte, despedida y cierre. Obviamente, las partes más largas son las llamadas primera y segunda parte. Un modelo en realidad de dos partes bien diferenciadas que sirven a modo de planteamiento de la situación y presentación de los personajes y sus interrelaciones aún apuntadas, para luego en la segunda parte ahondar con aceleración que el lector reconoce y agradece una vez que el puzle se va componiendo. Esta segunda parte, por tanto, resulta más enjundiosa, más atractiva desde el punto de vista de la trama y de la profundidad de los personajes, al par que se van resolviendo, o al menos explicando, con acertada dosis, los conflictos,  los silencios, los misterios que envuelven a este “año de las decepciones”, que bien podría ser “una vida -o vidas, o la vida- de decepciones”.

El año de las decepciones            Es indudable el carácter cinematográfico de la obra, es decir, su movimiento, a pesar de que el centro de la escena, donde confluyen y se resuelven los misterios, que no desvelaremos, sea un lugar concreto: Café El Mandarín. Por ahí pasan los personajes, que se verán unidos por tramas de corrupción, amores inseguros, sorpresas familiares, etc.  Hay una polifonía expresa en la obra, en primera persona a veces, otras en tercera persona, a modo de narrador omnisciente, con uso del estilo directo (abundante diálogo), indirecto e incluso indirecto libre, también se mezcla el estilo narrativo clásico y el epistolar.

            Con estilo sencillo, descripciones apropiadas o diálogos frescos, nos asoma la autora a esos temas universales del amor y el desamor, la ambición, la pobreza, el abandono, la inseguridad psicológica, el victimismo, la dificultad de las relaciones familiares, la soledad, la naturaleza incluso…  El toque exótico está presente en el origen de un negocio ilegal y en la mujer de portada, Quella, mestiza de dorados rizos, descrita así en el capítulo “Pájaro azul“: “En su pelo acuñaba el mensaje  de sus ancestros, y todo el oro de las minas del Rey Salomón caracoleaba sobre su frente, pero para algunas personas, esto no era suficiente” (p. 81). Más adelante, hacia el desenlace de la novela, vuelve a hablar de Quella, Jezebel en realidad, para referirse a su situación con estas palabras: “Hay muchas formas de volar, pensó, incluso si te enjaulan, puedes desplegar las alas de tu imaginación para dirigirte a ese lugar donde el corazón te lleve”, en un guiño a esa otra novela tan leída, Donde el corazón te lleve, de Susanna Tamaro.

            Y hablando de guiños, de referencias a otros libros o a otras artes, el libro está lleno de alusiones a canciones, obras o autores de literatura y películas. Las más abundantes son las primeras: la música -de Aute a Madonna, de Robben Ford a Daddy Yankee- está muy presente, tanto que la autora ha añadido al final, y se le agradece,  una página con unos códigos para escuchar las canciones citadas. Nosotros hemos hecho algo distinto: a menudo, conforme se citaba una canción, la poníamos de fondo (hoy con YouTube en el móvil es fácil). No siempre la conocíamos, por lo que hemos aprendido mucho a la vez que ahondábamos en la obra. Además, como la literatura y la música son las dos artes que más nos alcanzan, hemos disfrutado mucho.

 

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
3 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Mercedes Marín del Valle

Como autora de la obra: El año de las decepciones, estoy encantada con esta reseña tan acertada y completa que, José Cenizo Jiménez, ha hecho de mi novela.
Desde esta tribuna le doy las gracias por su exquisita y comprometida labor.

Anonymous
Anonymous
2 years ago

Querida autora, querida Mercedes: A ti por escribirla. Mucho éxito. Abrazos.

Mercedes Marín del Valle
Reply to  Anonymous

Muchas gracias, dispuesta para la próxima que ya está en el horno. Abrazos.

3
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x