DOMINIO AURORA VARGAS: IMPOSIBLE LA FRIALDAD

DOMINIO AURORA VARGAS: IMPOSIBLE LA FRIALDAD

Jose Cenizo Jiménez
Últimas entradas de Jose Cenizo Jiménez (ver todo)

DOMINIO AURORA VARGAS: IMPOSIBLE LA FRIALDAD

(Espectáculo “Desde mi corazón”. Al cante: Aurora Vargas. Al toque: Miguel Salado. Palmas: Manuel Valencia, Manuel Salado y Diego Montoya. Teatro Cajasol, Sevilla, 7-12-2023)

            José Cenizo Jiménez

            Reencuentro de Sevilla con su paisana ilustre del arte y del flamenco: Aurora Vargas. Tras el fallecimiento hace uso meses de su pareja, Pansequito (¿quién da más?), era muy esperado este recital de cante grande de una de las cantaoras más expresivas e intensas, de más capacidad de emocionar de las últimas décadas. En la línea de Paquera, Chano Lobato o Fernanda de Utrera, entre otros, artista de pocos discos, artista para directos, pues su fuerza y su encanto se perciben mejor en vivo.

            ¿Repertorio? Vean el programa de mano: “La artista desarrollará su espectáculo y la selección de palos flamencos en base a la inspiración del momento”. Creemos que no está de más, ya que el programa puede tener una función de orientación, especialmente para los menos entendidos, que se presente una selección y, claro, que se respete. De todas formas, estamos ante una cantaora que suele hacer pocos y los mismos palos, previsible por ello, lo que no quita nada a su encanto, su fuerza, su pellizco. Aunque no lo ponía, sabemos que haría, al menos, lo que hizo, es decir, los, o mejor, sus cantiñas, soleares, tientos-tangos y bulerías. Esto caía seguro, más alguno más que echamos de menos, pues se alargó mucho en las bulerías, por muy encantadoras que fueran, lo que nos privó de algún cante más, como la seguiriya, casi obligación para una cantaora tan jonda, cante que sí hizo, más los demás, en 2015 en el mismo sitio. Pero la inspiración, el momento la llevaron a ese terreno cómodo para ella, atractivo para el público, y ahí nos incluimos desde luego. Sí hubo un bis de despedida, ante un público entregado, y dadas las fechas prenavideñas, de aires navideños, villancico por bulerías ya sin micrófono y a pie de escenario.

            aurora vargasTodo un espectáculo, en el mejor sentido de la palabra, de ver una maravilla, es siempre Aurora. Dominio Aurora Vargas, imposible la frialdad. Aurora es mucha Aurora. La Tina Turner del flamenco, la Chavela Vargas del flamenco. Cuando canta te pone delante sus entrañas, y si ya lo combina con sus apuntes de baile se forma, pues eso, el espectáculo, no hay forma de quedar impasible, tus entrañas también se remueven. Su entrega, su empuje, su rabia, su estampa, todo acaba arrebatándote. Lo sabemos desde que la seguimos allá por los noventa, por ejemplo, en un curso de flamenco organizado por Caty León y Antonio Mesa, en que pudimos verla y fotografiarla desde menos de un metro. Ahora han pasado los años, para ella y para mí, somos de la misma generación al fin y al cabo, algo más joven yo, pero me sigue arrastrando con su ímpetu, también anoche, superada la prevención por la rémora que siempre pueden suponer la edad, el otoño y, sobre todo, el impacto de la viudedad. Y qué bien acompañada por la guitarra de Miguel Salado, muy destacable, limpia, ajustada a lo trepidante del cante de Aurora, así como muy sólidos nos parecieron los palmeros Manuel Valencia, Manuel Salado y Diego Montoya, precisos, entusiastas, felices de acompañar y jalear a una artista monumental, sabedores de que asisten a algo mágico, algo que, como el agua del río, nunca es la misma, siempre necesaria, renovada.

            a. vargasCon letras tradicionales, con sus referencias habituales de palos y de influencias (Utrera, Cádiz, Alcalá…), de artistas (Manuel Torre, Tomás Pavón, Antonio Mairena, El Chaqueta, la Serneta, las Mirris, Juana la del Revuelo…), y con esa capacidad de cantar por tangos o bulerías lo que se tercie, como un taranto por bulerías, Aurora se fue viniendo a más a lo largo de la noche, fría en el exterior, tan intensa y cálida en el interior del teatro. Nos dejó con más ganas de cante, y eso, al final, es bueno. Bienvenida a tu dominio, a tu reino, Aurora. No cambies tu cante, tan intenso que no será nunca limitado ni mediocre ni tibio. Necesitamos cante de este tipo, artistas de esta estirpe.

            Fotos: Remedios Malvárez.

DOMINIO AURORA VARGAS: IMPOSIBLE LA FRIALDAD

0 0 votes
Article Rating
Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor comenta.x
()
x