DE RATONES Y HOMBRES, LA NOVELA DE JOHN STEINBECK

DE RATONES Y HOMBRES, LA NOVELA DE JOHN STEINBECK

DE RATONES Y HOMBRES, LA NOVELA DE JOHN STEINBECK

(El desenlace es lo real)

Autor: Francisco José García Carbonell.

Esta novela, junto a La perla, su otra conocida obra, son de las más importantes y cuestionadas de la literatura estadounidense, todo hay que decirlo, más en los duros momentos que corren para un escritor. Es bastante el material que cogió el propio Steinbeck durante sus años como vagabundo, allá por la década de los veinte del siglo pasado, y los arduos trabajos de investigación sobre los jornaleros en California. De aquí, de su propia experiencia y del periodo que investigó el ir y venir de los migrantes, que su obra da unas imágenes y un lenguaje (algunos estúpidos dicen que demasiado vulgar) que imprime ese drama traumático que enseguida exaspera al lector que busca un sentido culpable en la naturaleza ¿Quién tiene la culpa sobre los desastrosos sucesos que pasan? ¿Saber eso es lo que importa de verás?

George Milton, un hombre que intenta mantener siempre en pie, de todos los modos posibles y bajo cualquier circunstancia, un gran sueño futuro, es junto a Lennie Small, una pobre persona con discapacidad mental, los protagonistas de esta trama. Ambos marchan siempre en busca de trabajo, y siempre portando bajo el brazo ese equilibrio ficticio que parecen rozar con los dedos, aunque todo se quede en boca de Milton en unas palabras de consuelo que, de modo triste, chocan con la realidad circundante.

Otro de los personajes a destacar es Slim, un hombre de gran altura moral, muy superior a la del resto. Es el superhombre de Nietzsche, el único ante sí mismo de Max Stirner, es, en definitiva, la persona que presta calma al lector ante la angustiosa incertidumbre que da el desequilibrio latente en los hechos que se narran. En el otro extremo de los dos personajes principales se encuentra Curley, un hombre acomplejado que representa a la perfección a ese innoble, del que también da señales Nietzsche en su pensamiento, y que desde esa debilidad impone su autoridad a todos menos a Slim, al único que respeta, pues la fuerza que emana de este último escapa a su corta mano.

Un suceso casi anunciado estalla de repente, y es la muerte no culpable de la esposa de Curley a manos de Small. Este es el desencadenante que rompe con todo el hilo angustioso. A partir de aquí la trama coge una velocidad estrepitosa, la posterior persecución y la huida hacia ningún fin, pues todo es un retornar hacia lo mismo, explota ante los ojos del lector. Una explosión de acontecimientos que poco a poco va menguando ante la orilla de las mansas aguas que corren bajo la mirada de Milton y Small, al final de la escena. Es quizás, este, uno de los momentos literarios más memorables de toda la historia de la literatura. El ruido que emana de los perseguidores se va acercando mientras el fiel amigo, el que siempre había hecho de guardián, le habla de nuevo de aquellos sueños ficticios, enmascarándole de nuevo otra vez la realidad mientras va acercando su pistola para el fatal desenlace.

DE RATONES Y HOMBRES, LA NOVELA DE JOHN STEINBECK

0 0 votes
Article Rating
Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Me encantaría saber tu opinión, por favor comenta.x
()
x