Acciones de interdicción de Gema Albornoz

Acciones de interdicción de Gema Albornoz

Acciones de interdicción de Gema Albornoz

José de María Romero Barea

 Estos tiempos de reclusión involuntaria, (de “articulaciones oxidadas/ y óxidos articulados”), parecen habernos acostumbrado a cultivar ilusiones sin vernos, a perdemos en lo que nos mira a los ojos a través del cristal. La secuencia angustiada conduce a los puntos ciegos, a las intervenciones sesgadas al servicio de una vista única donde alternar los tácitos motines, “donde los ojos de aquel desean la vida. / Donde se satisface la necesidad del gozo”.

Gema Albornoz
Gema-Albornoz

En el poemario Cielo de hojalata (Versátiles Editorial, 2021; Prólogo de Concha García; Epílogo de Natalia Carbajosa), se disecciona la urdimbre para revelar las estructuras subyacentes, “más allá de la pausa, la acción, / de la cosecha y la nada”. En la lírica de Gema Albornoz (Aguilar de la Frontera, Córdoba, España, 1979), los versos conducen a ese revelador lugar, “un nuevo día, / otro laberinto de nombres/ y letras”.

Escenarios de ensueño en la espectral vigilia de un libro abierto, recrean nuestras crisis cotidianas en emociones recogidas con sosiego, “dejan [do] espacio / para los próximos corazones/ quebrantados”. Cada anécdota reveladora precede a una investigación personal. Aprende la poeta y periodista a revelar futuros, “vibraciones/ unidas por hilos microscópicos”, que anticipan la continuidad del pasado en un presente desconsolado.

cielo de hojalataActos de resiliencia, las disquisiciones de la corresponsal de Diario Córdoba (“desolada caóticamente/ por un doble péndulo”) prueban sus propios límites para ser ilimitadas. No se reducen a la experiencia íntima, echan a volar el ego en ejercicios de generosidad. En ajustes consigo misma, la calma atónita se desplaza a través de la tormenta: “Como una escama insípida / circula la palabra por mi garganta”. Un tenso interrogatorio conduce a una creativa exploración marcada por el sufrimiento. En  manos de la autora aguilarense, el dolor se convierte en una forma de claridad, “acciones de interdicción” que iluminan la ausencia.

Los poemas de la XII Premio «Saigón» de Poesía 2018 pretenden encontrar fuerza y ​​propósito en la adversidad (“Hay labios que antes de cerrarse/ se ennegrecen con la eternidad”), lloran a solas o en presencia de sus pensamientos, señalan nuestra vulnerabilidad. Acuden a nuestra llamada cuando la tecnología se queda corta o la ciencia no consigue explicar la alegría, la esperanza o la ansiedad, para “coronar la cima de esta guerra/ de palabras”.

 

Sevilla, 2021

Acciones de interdicción de Gema Albornoz

Jose de Maria Romero Barea
Últimas entradas de Jose de Maria Romero Barea (ver todo)
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x