Minutos antes de morir en el asilo su único deseo fue hablar con su hijo

Es de humanos equivocarse, los padres son nuestros mejores amigos, ellos siempre estuvieron presentes cuando más los necesitábamos, nos alimentaron con amor y cuidado, como es de suponerse también cometieron errores igual que todos en la vida, pero no cabe duda que sí hoy vivimos es gracias al mucho o poco esfuerzo que hicieron por sacarnos adelante.

minutos-antes-de-morir

Es lamentable que al crecer muchos hijos no valoran el esfuerzo de su padre o de su madre y los dejan en asilos, ya que hoy han formado sus propias vidas y no tienen espacio para ellos, después de todo lo que se sacrificaron por sus hijos quedan en el olvido en lugares de refugio.

Se supone que en esos lugares los ancianos recibirán los cuidados que en casa debido a las tantas ocupaciones no les podemos proporcionar.

Te contamos una historia muy triste que se ha estado compartiendo por lo todo el internet, seguro ya hiciste tus propias conclusiones por todo lo escrito anteriormente, esta es la triste historia de una señora la cual fue llevada por su hijo único a un asilo.

Lógicamente por su edad ya no podía cuidarse sola, siempre había vivido con el hijo, pero de pronto empezó a ser una carga y no le importo que en su casa estaba todo lo que la anciana necesitaba para seguir con su vida, por lo que un día sábado la llevo a un asilo.

La madre no dijo nada, solo se dejó llevar por la decisión del hijo, sin embargo, su rostro nos confirmaba una tremenda tristeza, al principio no la dejaron totalmente abandonada, ya que la abuela siempre recibía la visita de sus nietos, su hijo y hasta la esposa, todos juntos la llegaban a visitar.

Le costaba creer que en aquel asilo tenía amigos; sin embargo, aprendió a convivir, lógicamente sin olvidarse del abandono de su hijo, lo que le ocasionaba tristeza. Lamentablemente la anciana padecía de los pulmones, los doctores encargados de tratar su problema le dijeron que tenía pocos días de vida.

Todo parecía marchar de manera correcta, ya que ella no tenía mucho dolor, ese día llamo a una persona encargada de su cuidado y le pidió que le hiciera una llamada a su único hijo, solo necesitaba decirle las últimas palabras, en seguida el hijo llego, se acercó a su cama y ella le expreso espero tengas mucha suerte, que tus hijos te amen y que nunca te abandonen en un sitio donde no todo funciona bien, después de decirle que lo perdonaba la señora murió. Tener vivos a tus padres debería de ser una bendición. Comparte esta historia.

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR

Aviso de cookies